Entre Naturaleza e Historia: Cuautlalpan y su Parque Ecoturístico Las Piedras

Cuautlalpan, cuyo significado evoca la majestuosidad de las águilas en tierras ancestrales, es un pueblo perteneciente al Municipio de Chalco.

Al llegar a San Miguel Cuautlalpan, se descubre un entorno rodeado de localidades significativas como San Gregorio Cuautzingo, Cocotitlan y Santa María Huexoculco.

Aunque pequeño en tamaño, el pueblo se destaca por su historia rica y la confluencia de desarrollos inmobiliarios que crecen como panal de concreto en sus alrededores.

Templo de San Martín Cuautlapan
El templo de San Martín Obispo es un inmueble que fue construido en el siglo XVIII y que fue inaugurado a finales del siglo XVIII por el virrey Branciforte.

Enclavado en las majestuosas faldas del imponente volcán Iztaccíhuatl, se encuentra San Martín Cuautlalpan, un pueblo de singular belleza y rica historia que ha resistido el paso del tiempo.

Conocido por formar parte de la antigua «Ruta de Los Ángeles«, el camino real que conectaba México con Veracruz a través de Puebla, este lugar ha sido testigo de innumerables momentos trascendentales en la historia de México.

El camino real se inaguro por el virrey Branciforte, se inauguro siglo XVIII. 

Desde finales del siglo XVIII, San Martín Cuautlalpan ha desempeñado un papel crucial como punto de descanso para las diligencias que se dirigían hacia Veracruz, las agotadas yeguas encontraban aquí un merecido descanso, mientras los pasajeros aprovechaban la oportunidad para asistir a misa o simplemente disfrutar de un reparador refrigerio.

El bullicio y el ajetreo de las diligencias llenaban las calles empedradas de este encantador pueblo, creando un ambiente animado y lleno de historias por contar.

Historia Resguardada en Ruinas

San Martín Cuautlalpan, en su crecimiento, ha experimentado transformaciones notables, la unidad habitacional «Villas de San Martín» se erige donde antes existía la imponente «Hacienda de Los Gonzales«.

Esta hacienda, aunque desaparecida, conserva su legado en la memoria local, siendo testigo de la fiebre por descubrir tesoros enterrados durante la Revolución, la búsqueda del preciado metal dorado y plateado llevó a la destrucción total de la hacienda, dejando solo la huella de lo que alguna vez fue.

A pesar de los cambios, la agricultura persiste en la región, como se evidencia en los locales que ofrecen productos agroquímicos y los campos de maíz y calabaza que resisten el paso del tiempo.

La llegada de nuevos habitantes, atraídos por los desarrollos inmobiliarios, ha dado lugar a la apertura de comercios que satisfacen las necesidades básicas de la creciente población.

Columnas de humo emergen hacia el cielo, recordando a los visitantes que las ladrilleras, pequeñas fábricas artesanales que producen el característico ladrillo rojo, siguen operativas, esta práctica, que se remonta a tiempos antiguos, contrasta con las modernas construcciones que optan por el tabique rojo, manteniendo viva una tradición que parece detenida en el tiempo.

Descubriendo Las Piedras: Un Parque Ecoturístico Escondido

El Parque Ecoturístico Las Piedras, ubicado en las orillas del pueblo, es un destino ideal para aquellos que buscan disfrutar de un día inolvidable en un entorno natural y lleno de diversión familiar.

Con una amplia variedad de servicios y atracciones, este parque se ha convertido en un lugar de referencia para los amantes de la naturaleza y los entusiastas de las actividades al aire libre.

La caminata hacia el parque, atravesando terracería y siendo testigo de minas de arcilla a cielo abierto, preparó el terreno para lo que sería una experiencia inolvidable.

Las instalaciones del parque no dejan nada al azar. Baños limpios, palapas con asadores para parrillas improvisadas, senderos para explorar y juegos infantiles crean un ambiente que invita al disfrute familiar. Una tirolesa aguarda a los más aventureros, ofreciendo vistas panorámicas de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, majestuosos guardianes del horizonte.

Una tienda en el parque ofrece una variedad de productos, desde refrescos hasta ricas gorditas y quesadillas preparadas al momento. esta parada gastronómica es esencial para recargar energías y deleitar al paladar con sabores locales.

Un Vistazo Histórico: La Parroquia de San Martín Obispo

Este lugar histórico se compone de tres construcciones notables.

La Capilla Franciscana, con su sencilla estructura y ornamentos de cordón torcido, alberga un retablo barroco dedicado a San Martín Obispo.

La segunda capilla, llamada «San Martín Torres Mochas», se erige en honor al Señor del Sacromonte, a la entrada del templo Me llama mucho la atención que a la entrada del templo de San Martín, en el piso como si estuviera, se observa echado ahí a un jaguar de piedra elaborado en la época prehispánica.

En la epoca de la revolucion y debido a un obús la torre de la iglesia fue destruida y asi permanecio por mucho tiempo, de ahi el nombre de San Martín Torres Mochas.

Finalmente, un ex convento de dos niveles completa el conjunto arquitectónico.

Cerca de aquí se encuentra los vestigios de una antigua fábrica de ladrillos, una joya arquitectónica que está siendo devorada por el avance de la urbanización. La falta de preservación de estas estructuras deja una sensación de pérdida cultural, ya que podrían haberse convertido en museos o atracciones turísticas.

Conclusiones: Un Día en San Martín Cuautlalpan

San Martín Cuautlalpan, en toda su complejidad histórica y transformación contemporánea, ofrece una experiencia rica y variada.

Desde las ruinas de antiguas haciendas hasta el vibrante Parque Ecoturístico Las Piedras, este rincón de México es un testimonio de la capacidad de adaptación de las comunidades a través del tiempo.

El parque no solo proporciona un escape natural y recreativo, sino que también sirve como puente entre el pasado y el presente de San Martín Cuautlalpan.

Aunque algunas joyas del pasado se desvanecen, la naturaleza y la creatividad humana continúan prosperando en este rincón encantador de México.

En la encrucijada entre lo antiguo y lo nuevo, San Martín Cuautlalpan invita a los visitantes a explorar, aprender y disfrutar de la riqueza de su patrimonio y la belleza de su entorno natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *